Animal print...


No cabe duda cual ha sido la tendencia número uno de este otoño/ínvierno, y es que el animal print ha consolidado el mundo de la moda.

Por suerte, no se trata de usar pieles de animales para lucirlas, si no que las firmas cuentan con estampados de imitaciones de la piel de los leopardos, cebras, jirafas,…( más abajo comentó de una manera muy breve la historia de esta tendencia).

Como ya veis, me voy animando a esto de publicar mis propios looks... En el post de hoy os enseñó alguna prenda del estampado de leopardo, os iré enseñando más, ya que este año me echo con varias prendas y accesorios :)









El uso masivo de las pieles surgió en los años 40, cuando inició la revolución de la mujer y creció la figura femenina. En aquella época no existían las imitaciones y las que usaban las pieles, lo hacían como símbolo de grandeza, signo de distinción, riqueza y estatus social. Junto a Bettie Page, la famosa modelo y pin-up, el uso de estas pieles creció sin parar.

Bettie Page

A partir de la década de los 50, ya era un must have para cualquier mujer que quería ser reconocida por su glamour. En la imagen de aquí abajo tenemos a Jackelyn Kenneddy.

Jackelyn Kenneddy

En cambio, en los años 70, el punk-rock se adueñó del animal print, pero con una connotación mucho más rebelde. Lo que más triunfaba era la lencería animal debajo de ropa rasgada, una tendencia que a finales de esta década ya estaba en todos lados.

Steven Tyler

Sabemos que aunque desaparezca en algún momento volverá a nuestros armarios, ya que el animal print es una de las principales fuentes de los diseñadores. Además, es que podemos encontrar desde bolsos, zapatos, pantalones, jerséis, hasta relojes, pendientes etc.

Reloj: Guess
Bolso: Ferragamo
Zapatos: Replay
Cartera: Paula Alonso